Buscar hoteles en Burgos
Destino: Entrada: Hoteles en Burgos Salida: Hoteles en Burgos

Restaurantes típicos en Burgos

Burgos
Si hay algo que no defrauda en una visita a la ciudad de Burgos es su gastronomía. Los restaurantes de la ciudad han aprovechado la gran diversidad y calidad de la materia prima que la zona ofrece para crear un sinfín de posibilidades que hacen la delicia de cualquier comensal.

Siempre dando el lugar que se merece a la cocina tradicional con los platos y recetas típicos, los buenos restaurantes en Burgos han sabido entender también las nuevas formas de la cocina sorprendiendo con creaciones propias y dando el toque de exclusividad a cada uno de ellos.

A continuación presentamos algunos de los mejores restaurantes de Burgos donde degustar las más sabrosas recetas del lugar.

Empezamos por uno de los más veteranos: “La Casa Ojeda”. En el centro de Burgos desde 1912 este mesón con una importante tradición y muy buena fama viene ofreciendo sus manjares en un restaurante que envuelve con su estilo castellano, sus vidrieras emplomadas que llenan de luz el lugar donde el buen yantar y el buen beber eran como hoy su razón de ser.

Entre sus especialidades podemos encontrar la lengua de vaca en escarlata, la sopa castellana actualizada, alubias rojas Ibeas con chorizo, morcilla y tocino, ensalada de perdiz deshuesada con salsa de hongos "boletus edulis", cordero lechal asado al horno de leña, corazones de solomillo con foie al vinagre de frambuesa y no podía faltar la morcilla de Burgos con pimientos naturales. Una lista interminable de exquisiteces que desde luego pone difícil el momento de tomar una decisión.

Y en un marco incomparable lleno de historia se encuentra el restaurante Mesón del Cid. Ubicado en una casa-palacio del siglo XV, donde en la planta baja estuvo la imprenta de Fadrique Alemán (discípulo de Gütenberg) una de las primeras de España y en la que se imprimió la primera edición de la Celestina en 1499.

En este restaurante la tradición y la innovación se juntan para dar como resultado una cocina castellana actualizada, pudiendo degustar desde el bacalao del Mesón gratinado al ajo-aceite como su ya conocido cordero lechal asado. Otras de las delicatesen que se pueden degustar en el Mesón del Cid son las habitas tiernas con carabineros, caramelo de morcilla al Pedro Ximénez, el solomillo gratinado al queso del Páramo y postres como el arroz con leche tres texturas o el helado de almendra en hojaldre con caramelo de naranja.

El Asador Puerta Real es otro de los restaurantes que dan categoría a la gastronomía burgalesa y que ofrece la mejor cocina castellana con toques actuales en unos salones donde la decoración y la iluminación se han cuidado mucho para crear un ambiente acogedor donde degustar magníficos platos de pescados, carnes rojas y por supuesto el cordero asado en horno de leña que no puede faltar en ningún asador que se precie en Burgos.

Entre las sugerencias del Chef se encuentran recetas tan apetitosas como: la crema de morcilla con mermelada de pimiento sobre tosta crujiente, civet de liebre del Páramo Manciles o las pochas con muslo de codorniz. Entre los pescados llama la atención el medallón de rape al horno con base viscosa de murciélagos vegetales. Y qué decir de los postres, ¿a quién no le gustaría probar el helado de queso de Sasamón con corona de manzana del Valle de las Caderechas al licor de Tizona del Cid?
¿Verdad que solo por comer en cualquiera de estos restaurantes merece la pena hacer un viaje a Burgos?
© Digital Web Interactive, S.L. | Inicio | Aviso legal | Política de cookies | Hoteles en Burgos