Buscar hoteles en Burgos
Destino: Entrada: Hoteles en Burgos Salida: Hoteles en Burgos

Recorridos turísticos (II)

Burgos
Burgos es sin duda una ciudad preciosa se mire por donde se mire pero si en nuestro recorrido por esta ciudad somos capaces de ir más allá de la foto típica o la visita obligada y nos perdemos por sus calles, sus paseos y rincones, descubriremos una auténtica ciudad casi de cuento, una ciudad donde las piedras hablan de historias de caballeros medievales, de príncipes hermosos, de reyes conquistadores y de peregrinos que un día emprendieron una peregrinación, muchas veces interna, con parada en esta preciosa ciudad.

Burgos huele a historia y su aroma que impregna todas las calles lleva al turista alrededor de la Catedral, donde las callejuelas de corazón gótico llenan de admiración a sus afortunados transeúntes.

Las genuinas calles empedradas del barrio de San Esteban permiten pasear y oír el traqueteo de las amables gentes de esta ciudad.

Una vez en la iglesia que lleva el mismo nombre (San Esteban) se puede ascender por las escaleras que conducen al Castillo, un lugar de imprescindible visita y de imprescindibles vistas llenas de luz, verde y color.

El impresionante castillo (como todo en Burgos) está ubicado en el Cerro de San Miguel, y data del remoto 884, en plena Reconquista. Aunque no está demasiado bien conservado, sus restos permiten vislumbrar otra época, otro momento donde la gente no vivía mejor, pero parecían más felices, al menos a ojos de algunos observadores actuales.

Otra zona de paseo necesario es la muralla, buscando las numerosas puertas que un día hicieron de esta ciudad la capital del Reino de Castilla y León, privilegio que se cedió posteriormente a la ciudad de Toledo.

Vestigios de una época esplendorosa quedan por toda la ciudad. Son innumerables las oportunidades de encontrar reposo y sosiego en el Monasterio de las Huelgas, el Monasterio de la Cartuja o el Monasterio de San Pedro de Cardeña.

Una recomendación muy importante para los viajeros despistados es la posibilidad de contratar un guía local especializado. En las oficinas de turismo se encuentra un listado de Guías Oficiales de la Provincia que permitirán descubrir con todo lujo de detalles los aspectos históricos y arquitectónicos de la ciudad.
Muchos viajeros gustan de hacer una primera aproximación a una ciudad mediante un guía especializado y posteriormente descubrir las calles y rincones ocultos al gran público de forma individual. Esta forma de concebir el turismo permite no perderse ningún detalle importante ni tampoco perderse en los detalles.

Burgos también es ciudad del Cid, de Rodrigo Díaz de Vivar. El personaje con más presencia en la ciudad permite descubrirlo en muchos lugares, a la vuelta de cada esquina. En la Catedral se guardan los restos del héroe nacional y de su esposa. La visita de su sepulcro desata la imaginación de niños y mayores y llena de emoción la estancia en tal sacro lugar.

En el Paseo del Espolón se halla la desafiante estatua ecuestre que se ubica en la plaza de nombre, como no podía ser de otra forma, Plaza del Mío Cid. Se trata de uno de los monumentos más fotografiados de la ciudad: el héroe cabalga con la espada desenvainada y su capa al viento, en dirección al terrible destino que le espera: el destierro.

Los burgaleses están muy orgullosos de su historia y su patrimonio, y eso se demuestra en el esmerado cuidado que se da a los edificios, calles y zonas públicas. La experiencia de pasear, conocer y reconocer una ciudad que huele a historia dejará huella en el alma de los turistas y viajeros.
© Digital Web Interactive, S.L. | Inicio | Aviso legal | Política de cookies | Hoteles en Burgos