Buscar hoteles en Burgos
Destino: Entrada: Hoteles en Burgos Salida: Hoteles en Burgos

Museos (II)

Burgos
Hay varios museos en Burgos que no son tan conocidos y sin embargo tienen muchísimo interés, tanto para vecinos como para forasteros. El visitante curioso encontrará mucha información valiosa que le permitirá ampliar sus miras y conocer aspectos significativos de la historia de la ciudad y, por el mismo esfuerzo, de la historia de la civilización moderna.

Los cientos de turistas que a diario se hacen fotos frente al Arco de Santa María no suelen saber que en su interior hay unas escaleras que dan acceso a dos salas: una de ellas es la Sala Principal y la otra la Sala de la Poridad, sede del Concejo de la Ciudad hasta 1870. La Sala Principal dispone de dos plantas y alberga el impresionante Museo de la Farmacia.

El Museo de la Farmacia tiene una valiosísima colección de objetos farmacéuticos de los siglos XVI al XIX. Entre los muchos receptáculos que permiten un imaginado viaje por el tiempo se encuentran los tarros, los recipientes de vidrio, los peroles de cobre y los alambiques. Este museo se fundó en 1970 y se debe a la exitosa labor de la Doctora Rosa D’Alessio de Carnevala Bonino.

El museo está lleno de artilugios muy interesantes, como la máquina de laboratorio “Sidney Ross” que servía para fabricar píldoras o una máquina para el aceite de ricino. También dispone de algunos objetos quirúrgicos antiguos del Hospital de San Juan. Estos (a veces escalofriantes) aparatos sirven para hacerse una idea de lo mucho que, afortunadamente, ha progresado la ciencia médica.

En el interior de la Iglesia de San Esteban, un templo gótico construido entre los siglos XIII y XIV, contiene un Museo precioso, no demasiado conocido por los turistas, pero muy apreciado en Burgos. Se trata del Museo del Retablo.

¿Qué contiene el Museo del Retablo? Bueno, en primer lugar decir que la propia Iglesia es un monumento digno de verse, con tres naves de cinco tramos cada una, cubiertas con bóvedas de crucería simple. Su claustro también es muy bonito. Pero volviendo al tema del Museo, mencionar que se exponen piezas, mayormente retablos, algunos de incalculable valor. ¿De dónde provienen estas obras de arte? Una parte pertenece a varias parroquias de la Diócesis de Burgos. Esta decisión se tomó para garantizar la seguridad e integridad de las obras, pues muchos de los lugares donde estaban estas valiosas obras de arte no cuentan con personal suficiente para su conservación.

Este delicioso museo cuenta con 18 retablos de los siglos XVI, XVII y XVIII. Las obras están dispuestas según el siguiente esquema: en la parte central de la Iglesia, se muestran los retablos referentes al camino del cristiano, lleno de penalidades y pruebas. En las naves laterales de San Esteban se desarrollan los misterios de Cristo y de María.

Los retablos no son los únicos tesoros que esconde este museo. Tiene dos pilas bautismales románicas y tres impresionantes sepulcros góticos del Monasterio de Santa María la Real de Vileña. El cuadro de la Última Cena, del Siglo XV de la escuela castellano flamenca también tiene su esplendoroso lugar en este mágico recinto. Y por si lo anterior fuera poco, también cuenta con cruces de los siglos X al XVIII y vasos sagrados de notable procedencia, como el de Arroyo de Muñó del siglo XV y el de San Pedro, de plata dorada, del Renacimiento en el siglo XVI.

¿Todavía faltan razones para conocer estos interesantes Museos? Parece ser que no.
© Digital Web Interactive, S.L. | Inicio | Aviso legal | Política de cookies | Hoteles en Burgos